En el Estado de México, la cosecha de agua de lluvia es factible ante la variabilidad y cambio climático, sin embargo, este tipo de sistemas no han sido una prioridad para autoridades, señaló el profesor investigador del Instituto Interamericano de Tecnología y Ciencias del Agua (IITCA) de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Carlos Díaz Mercado.

La semana anterior, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que debido a la irregularidad de las lluvias, las presas del Sistema Cutzamala se encuentran a un 75% de su capacidad, lo cual prendió los focos de alerta, por lo cual redujo en un metro cúbico por segundo el caudal que envía a municipios mexiquenses y la Ciudad de México.

En este contexto, el también coordinador de la Red de Agua del Estado de México consideró que la captación de agua pluvial es una alternativa viable.

No obstante, lamentó que este tipo de proyectos no reciban la atención necesaria.

“No se le ha atendido, ni se ha dado prioridad a este tipo de sistemas por parte de las autoridades”, señaló.

Aclaró que desde la máxima casa de estudios mexiquense existe disposición para trabajar en este sentido y resolver los problemas de abasto del vital líquido ante emergencias como la citada anteriormente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.