Un comando emboscó ayer por la tarde a un convoy de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, policías estatales y policías de investigación de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, en la carretera Toluca-ciudad Altamirano, a la altura de la comunidad Los Berros, en el municipio mexiquense de San Simón de Guerrero.

A pesar de que los efectivos fueron sorprendidos a su paso por ráfagas de bala, ninguno resultó lesionado.

Los uniformados repelieron la agresión e hirieron a cinco sujetos, aunque solo se logró la detención de dos. Un auto compacto quedó incendiado sobre la carretera.

El convoy de los efectivos provenía del municipio de Amatepec, donde realizaron diversas diligencias relacionadas con la operación de grupos del crimen organizado.

Aunque ninguna organización criminal se ha adjudicado la agresión, se presume que fueron miembros de la Familia Michoacana, quienes tienen presencia en la zona sur del estado.

La Fiscalía estatal reportó que los detenidos serán presentadas ante el Ministerio Público para deslindar responsabilidades.

Tras el ataque armado, elementos Guardia Nacional y policía estatal realizaron un cerco desde San Simón de Guerrero hasta Tejupilco, sin embargo, no lograron localizar al resto de los agresores.

Fuente: La Jornada 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.