En el combate a la violencia contra la mujer, el Consejo Estatal de la Mujer realiza una campaña para distribuir un violentómetro que permite medir el índice de agresiones a las que se pueden someter las mujeres en el Estado de México.

Durante el desarrollo de la Feria de la Prevención Social del Delito, el folleto se ha distribuido de forma gratuita. De acuerdo con la campaña, la violencia se presenta en diversas formas, comenzando desde acciones como celar hasta asesinar.

Según las especialistas que asesoran a las mujeres en el estante instalado en la Feria de la Prevención Social del Delito, con las campañas que se realizan de concientización en los municipios, por cada localidad el tipo de violencia cambia.

Pues mientras en municipios como Tenango del Valle las víctimas que se atienden, es por agresiones físicas y económicas.

Mientras que en zonas como Toluca, cambian a denuncias por acoso entre parejas, violencia verbal y psicológica.

El Violentómetro tiene tres fases: en la primera se comienza a medir con celos, burlas y la llamada «ley del hielo».

En la segunda fase comienzan agresiones como la económica, prohibir amistades, pellizcos y otras agresiones físicas que van evolucionando.

Con la tercera fase, que es la más crítica, las víctimas ya sufren golpes de sus parejas de forma constante y algunos casos están destinados al homicidio y feminicidio.

Las especialistas informaron que la asesoría que se ofrece en el Consejo Estatal de la Mujer, va acompañado con asesoría legal gratuita, psicológica y de seguridad.

Este tipo de atención se ofrece en las distintas oficinas de esta dependencia estatal y en el Centro de Justicia para las Mujeres ubicado en Paseo Matlazincas.

Pese a que las víctimas son visualizadas y asesoradas, una mujer víctima puede negar su condición hasta en tres ocasiones, detallaron las asesoras del Consejo Estatal de la Mujer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.