La Secretaría de Movilidad y los empresarios del transporte público concesionado de mediana capacidad, acordaron un incremento de dos pesos a la tarifa, mismo que se aplicará a partir del 1 de enero de 2020, con el fin de continuar el proceso de regularización, renovación de unidades, colocación de cámaras de videovigilancia, botones de pánico y GPS, así como para implementar nuevas medidas a fin de que los usuarios puedan tener un servicio seguro, cómodo y de calidad.

Dicha determinación, publicada este jueves en la Gaceta del Gobierno del Estado de México, se alcanzó luego de varios días de diálogo en el marco de la Comisión Revisora, donde los concesionarios presentaron casi un centenar de estudios de costos, en los que solicitaron un ajuste de hasta 4.50 pesos, al tomar en cuenta un incremento en el precio de los insumos para la operación de las unidades entre 38 y 45 por ciento, desde de septiembre de 2017 a la fecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.