Cientos de mariposas Monarca ya pueden ser observadas en los bosques de oyamel de la reserva ubicada en el Estados de México y Michoacán.

 

La Monarca (Danaus plexippus) sobrevuelan desde esta semana en los sitios históricos de hibernación de los santuarios El Rosario y Sierra Chincua, en Michoacán, así como en Cerro Pelón, en el Estado de México, según reportó la organización Naturalista.

 

Pese a las intensas lluvias y fuertes ráfagas de viento, comenzó el arribo en los primeros días de noviembre, como lo registra la tradición cultural de los mazahuas, que considera a estas criaturas el alma de sus antepasados que llegan a encontrarse con ellos, además de ser las mensajeras de los dioses, según un comunicado de la agrupación.

 

Por su Valor Universal Excepcional, el extraordinario fenómeno migratorio de estos insectos fue designado en 2008 como Patrimonio Mundial de la Humanidad y ha suscitado iniciativas ciudadanas diversas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.