Un reo y dos custodios resultaron heridos tras una riña registrada en el interior del penal de Cuautitlán, en el Estado de México.

El subsecretario de Control Penitenciario de la Secretaría de Seguridad, Manuel Palma Rangel, indicó que todo inició alrededor las 17 horas, cuando unos 130 reclusos tomaban su hora de patio en el área de procesados.

En ese momento, según el subsecretario, uno de ellos se auto agredió cortándose una vena, lo que propició una riña entre dos reos, mientras que otros intentaron separarlos e ingresó personal médico para atender al herido.

El resto de los reclusos aprovecharon la situación para negarse a regresar a su estancia, y se manifestaron por la cancelación de visita familiar, medida implementada por las autoridades para evitar más contagios por COVID-19.

Después de una hora y media de protestas, los reclusos regresaron a sus estancias.

Tras los hechos, dos custodios que fueron golpeados y el recluso que se autoagredió fueron trasladados un hospital para su atención.

El centro penitenciario de Cuautitlán tiene capacidad para 351 personas, pero actualmente tiene una población de 1,537 reclusos.

Mientras que los reclusos se manifestaban por la cancelación de visitas, afuera, un grupo de familiares que esperaban informes sobre pacientes infectados por COVID-19, se enfrentaron con policías antimotines.

Los familiares resistieron la llegada de un grupo de aproximadamente 200 policías antimotines que los desalojaron por la fuerza de la puerta de entrada.

Durante algunos minutos, ambos grupos forcejearon e intercambiaron golpes, pero al final los familiares se retiraron de la puerta.

Estos hechos se registran luego de que las autoridades del lugar reubicaron a un grupo de mujeres a otro penal, para atender en ese espacio a reclusos infectados por COVID-19.

Con información de Notimex.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.