En abril, mayo y junio hubo 741 víctimas, de éstas 86.5 % eran varones, 12 por cierto eran mujeres y 1.5 por ciento no fueron identificados.

Tan sólo en el segundo trimestre de este año se registraron 741 víctimas de homicidio doloso en el Estado de México, de los cuales, en más de 80 por ciento de los casos las víctimas fueron del sexo masculino y, de este grupo, más de 70 por ciento fallecieron por impactos de arma de fuego; sin embargo, en feminicidios no se describe con que objeto fueron asesinadas las mujeres, esto de acuerdo con la información presentada por el Laboratorio de Seguridad Ciudadana del Estado de México.

En el reporte elaborado con información contenida en el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) sobre la incidencia delictiva en los meses de abril, mayo y junio, periodo de contingencia sanitaria, el laboratorio identificó que de las 741 víctimas de este delito 86.5 por ciento fueron hombres, 12 por ciento fueron mujeres y 1.5 restante no fue identificado.

En este sentido, los homicidios dolosos tienen similitud en el tipo de arma utilizada, tanto en hombres como en mujeres, ya que 72.7 por ciento de victimas varones murieron por impactos de bala, 19 con otro elemento no especificado y por arma blanca 8.3; en tanto mujeres, el 74.1 por ciento fue por arma de fuego, 19 por ciento con otro elemento y 6.9 con arma blanca.

A pesar de que en los números absolutos los hombres fueron la mayoría de las víctimas, cabe mencionar que fueron más niñas que niños, ya que el informe detalla que, del total de hombres asesinados, 3.9 por ciento fueron menores de edad; mientras que las niñas ocuparon el 10 por ciento de las mujeres que fallecieron por homicidio doloso.

Delitos por edades

Por otro lado, en el mismo periodo de abril a junio se registraron 32 víctimas de feminicidio en territorio mexiquense, de las cuales 78 por ciento fueron mayores de edad y 15.6 menores de edad; sin embargo, en 65.6 por ciento de los casos se reportó que las mujeres fueron asesinadas con otro elementos que no fue especificado por la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM); es decir, en la mayoría de feminicidios se desconoce el objeto con el que fueron privadas de la vida y sólo se sabe que 15.6 por ciento murieron por arma de fuego y 18.8 con arma blanca.

Otro dato aportado por el laboratorio reveló que todas las menores de edad víctimas de feminicidio fueron asesinadas “con otro elemento”; mientras que, en 43.8 por ciento de las mujeres mayores de edad se utilizó arma de fuego.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.