La estrategia para combatir el Covid-19 es un éxito, de no haberla tomado no se contaría con infraestructura y personal médico suficiente para atender la epidemia, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

A su vez, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, enfatizó que sin la Jornada Nacional de Sana Distancia la pandemia en el país habría sido más corta, pero con mayores consecuencias.

«Son malas las comparaciones, pero a veces exageran nuestros adversarios de mala fe», indicó el presidente en su conferencia matutina.

«Para nosotros ha sido muy exitosa la estrategia que se ha aplicado gracias a los médicos, expertos, a los científicos mexicanos»,

«Desde el principio se habló de la famosa curva, es más, hasta podría mostrarla, no íbamos a poder tener las camas y especialistas y, lo más importante, salvar vidas».

«Nos duelen mucho los fallecidos, pero muchos se han salvado, se han recuperado por la atención médica», apuntó.

Pudo acabar antes, pero…

López-Gatell aseguró que de no aplicar las medidas de mitigación la epidemia habría acabado antes, pero con más contagios, mayor número de muertes y el sistema de salud se habría visto rebasado.

«En esta gráfica vemos la curva que habría sido sin intervenciones, las predicciones de acuerdo con las medidas de mitigación y lo que ocurrió», dijo al mostrar la pantalla.

«Sin intervenciones el pico máximo habría ocurrido el 2 de abril, pero con un costo elevadísimo porque no habríamos tenido la capacidad de alojar a las personas en los hospitales», añadió.

México, con «fortuna»

«Tuvimos la fortuna de no ser el país de inicio de la epidemia, pero sí esta curva llegara hoy podríamos atenderla, pero para el 2 de abril no».

Afirmó que, sin intervenciones, para el día 61 de la epidemia el Valle de México habría tenido 38 mil 773 casos confirmados de Covid-19, de acuerdo con las predicciones, y en ese momento hubo 10 mil 263 casos.

«Es decir, hubo 26% de lo que se había predicho, una reducción de 74% de lo que habría pasado sin intervenciones».

Municipios de la Esperanza

Sobre los «municipios de la esperanza» que pueden reanudar actividades, López Obrador resaltó que hay coordinación con las autoridades estatales, municipales y tradicionales.

«Las medidas no son coercitivas, se da a conocer que hay condiciones para regresar a la nueva normalidad poco a poco, con medidas sanitarias, con cuidado, pero no se exige, no es obligatorio».

«Cada pueblo decide, la gente, sus asambleas, sus gobiernos municipales, con el personal de salud, con maestros, hay una amplia participación y todo es por consenso, por convencimiento».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.