El director general de la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM), Francisco Cuevas alertó del riesgo de estas autodefensas que podría dar entrada a los cárteles del crimen organizado.

ECATEPEC. La intención de transportistas del Valle de México de crear grupos de autodefensa para enfrentar el asalto y la extorsión que padecen en el Estado de México, es un grave riesgo que podría dar entrada a los cárteles del crimen organizado.

Así lo señaló el director general de la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM), Francisco Cuevas Dobarganes, quien apuntó que la alta incidencia que padece el gremio transportista debe ser atendida de manera urgente por las autoridades del Estado de México y no provocar caer en precipitaciones.

“Es cierto que los transportistas están desesperados por la situación de extorsiones que viven y que han ocasionado la muerte de más de una decena de conductores, además de los daños económicos ocasionados por la quema de unidades, pérdida de pasaje, pago de derecho de piso y la pérdida de algunas rutas”, sin embargo, el que se recurra a las autodefensas, puede ser una salida que en el mediano y largo plazos podrían empeorar por mucho la situación consideró el líder empresarial.

Sería conveniente que los transportistas definan el tipo de seguridad que pretenden instaurar, si se trata de la contratación de empresas profesionales y establecidas, que tienen permisos para la portación de armas, o se trata de sistemas de autodefensa como las generadas en Michoacán o Guerrero “En el primer caso, podría tratarse de una solución muy cara, que además solo atacaría al problema mientras se cuente con el servicio, ya que es muy fácil para los delincuentes identificar las unidades o las paradas que están vigiladas, por lo que pensamos que podría ser una solución poco efectiva y temporal, además de que acabaría por encarecer el servicio de transporte”.

“Si se trata de autodefensas como las que se han organizado en otros estados, se caería con el problema de que finalmente, los cárteles tomarían el control de ellas y se acabaría por tener un clima de ingobernabilidad que acabó por destruir toda la actividad económica de Guerrero o de algunas partes de Michoacán”, apuntó Cuevas Dobarganes.

El líder empresarial reiteró que la mejor estrategia sería organizar un encuentro urgente con la Fiscalía General y la Secretaría de Seguridad, y definir acciones al más alto nivel para atender el problema con medidas claras y eficientes, aunque esto ya ocurrió sin resultados efectivos para los transportistas.

Vía El Sol de México 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.