Dirigentes transportistas del Estado de México advirtieron que el sector se encuentra al borde del colapso ante la falta de apoyos o subsidios en medio de la emergencia sanitaria por el Covid-19.

Al expresar que la falta de ingresos económicos está asfixiando a concesionarios de las diversas rutas de la entidad, pidieron al gobierno mexiquense respaldo inmediato para resarcir los daños económicos tras registrar una baja en la afluencia de usuarios de hasta 70 por ciento.

 

El presidente de la Alianza de Autotransportistas Autónomos de la República Mexicana, Ernesto Vite Tello, que en el Estado de México agrupa al 72 por ciento de los permisionarios, afirmó que cada unidad gasta -del bolsillo de los transportistas-, entre 120 y 170 pesos diarios para garantizar medidas de sanidad y prevenir contagios, con uso de cubrebocas y guantes para operadores, gel antibacterial y líquido para sanitizar en cada viaje.

Dijo que las autoridades no apoyan en nada a los integrantes del gremio y sí les exigen que cumplan con las acciones preventivas, porque de lo contrario no los dejan operar.

En tanto, Héctor Edmundo Escalona Piña, director general del Consorcio de Emprendedores del Transporte, organizacion que agrupa a 10 mil transportistas, advirtió que el sector no aguanta más y está a punto de colapsar, pues deben sanitizar unidades, traer ocupación menor al 50 por ciento en la unidad, pagar casetas y enfrentar operativos de la autoridad estatal.

En el mismo tenor se expresó Luis Alejandro Bernal Sánchez, presidente del Bloque de Transportistas del Valle de Toluca, con presencia en 35 municipios, quien lamentó que el gremio transportista sea ignorado, ya que de cada 90 taxis, solo operan 10, por falta de pasaje, pues sus mayores clientes son alumnos y madres de familia.

“Que mal que en tiempo de elecciones sí nos voltean a ver, para que portemos sus cartelones y los promocionemos, ahora que necesitamos apoyo ni siquiera se pronuncian por un subsidio o beneficios para nosotros”, dijo.

Los representantes de choferes lamentaron que mientras en la Ciudad de México el gobierno destinará 400 millones de pesos para apoyar al transporte público de ruta y corredor, en el territorio mexiquense no hay ningún tipo de asistencia, subsidios o apoyos solidarios, más que exigencias y operativos contra el sector.

Vite Tello agregó que además de los bajos ingresos por falta de pasaje, los concesionarios deben pagar cada mes los créditos de sus unidades, pues un 60 por ciento está en esta condición, y agencias como Nissan no están respetando los cuatro meses para negociar o retirar intereses por la contingencia.

Escalona Piña reprobó la ausencia total del gobierno estatal para apoyar al sector, al minimizar la problemática, pues ha dejado en manos de los concesionarios la salubridad, como ya lo hizo en seguridad, sin otorgar herramientas para ello, y adicionalmente deben enfrentar la atención a sus trabajadores contagiados y apoyarlos económicamente.

Bernal Sánchez, subrayó que hoy de cada 90 taxis solo operan 10 por falta de pasaje, pues sus mayores clientes son alumnos y madres de familia que ahora están en sus hogares como parte de las medidas de distanciamiento social por Covid 19.

A las expresiones de inconformidad de los concesionarios se sumó el diputado local Nazario Gutiérrez, quien exigió respuesta inmediata del gobierno estatal ante las demandas de los transportistas, y que se aplique un estricto programa de austeridad al aparato burocrático para eliminar gastos onerosos en viáticos, renta de vehículos y gratificaciones salariales, y destinarlos al transporte, pues hay un abandono total en la atención de los rubros esenciales como este sector, el agropecuario y el de salud, en pleno pico de contagios de Covid19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.