De acuerdo con autoridades locales, el operativo para retirar las estructuras se realizó tras obtener una resolución judicial a su favor.

Más de 50 puestos informales que estaban ubicados en las inmediaciones de la Clínica 78 del IMSS y las oficinas administrativas Josefa Ortiz de Domínguez en el municipio de Nezahualcóyotl fueron retirados para liberar el paso de peatones y vehículos de emergencia.

Luego de más de 10 años los comercios informales donde se ofrecían desde trámites administrativos, asesorías jurídicas, copias, papelería, hasta alimentos y bebidas comenzaron a ser retirados debido al peligro que presentaban para los pacientes y peatones en que tenían que caminar sobre la avenida. 

La clínica de la Colonia Ampliación Vicente Villada, tenía diversas dificultades, ya que debido a la obstrucción tanto de los puestos como vehículos, las ambulancias eran afectadas para salir de emergencia y para el ingreso de los pacientes.

De acuerdo con personal médico, las personas en sillas de ruedas arriesgaban su vida al tener que bajar de la banqueta y transitar sobre la avenida ya que las estructuras de los puestos hacían imposible el paso.

«Un hospital, una clínica o cualquier área médica tiene que estar libre de comercios ambulantes, vienen pacientes de la tercera edad, pacientes en sillas de ruedas y no se puede pasar, que bueno que los quitaron, sabemos que es su fuente de trabajo pero creo que deberían de reubicarse en otros lugares donde no obstruyan el paso», detalló uno de los doctores.

Las estructuras metálicas que se encontraban frente a las oficinas administrativas, en la colonia Metropolitana, en su mayoría eran «coyotes», quienes ofrecían agilizar los trámites.

Este problema había sido denunciado desde hace varios años, ya que además de cobrar sumas elevadas, los coyotes ingresaban primero a las personas que contrataban sus servicios pese a las reglas de la institución administrativa.

De acuerdo con autoridades locales, el operativo para retirar las estructuras, algunas incluso fijadas con cemento, se realizó tras obtener una resolución judicial a su favor, por lo que con ayuda de maquinaria pesada aproximadamente 40 trabajadores del Ayuntamiento quitaron las estructuras de los camellones y banquetas.

En el operativo participaron personal de gobierno, Servicios y Obras Públicas, además de elementos de Seguridad Ciudadana, durante la movilización los comerciantes rechazaron la medida y solicitaron a la alcaldía la devolución de sus negocios así como un sitio para su reubicación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.