Despertamos con dos muy lamentables noticias los mexiquenses, una la muerte por COVID del presidente electo de MALINALCO por el partido VERDE ECOLOGISTA JUAN ANTONIO PEDROSA, y la muerte repentina del muy joven diputado electo por ACCION NACIONAL DIEGO ROSAS ANAYA vaya desde aquí nuestro más sentido pésame a sus familiares, descansen en paz.

Y sin duda otro hecho lamentable que conocimos ayer en la tarde fue el video que se dio a conocer en redes sociales, donde LUIS MIRANDA BARRERA joven político militante del VERDE ECOLOGISTA es agredido en el estacionamiento de la plaza Arcos Bosques en la alcaldía de Cuajimalpa, el joven es noqueado por un golpe certero y una vez en el suelo, su agresor que ya se retiraba, regresa a darle una patada en la cabeza. No se sabe cuál era la discusión, pero a todas luces es un acto cobarde pues Luis se ve claramente en el video que esta inconsciente cuando recibe la patada en la cabeza.

La fiscalía de la Ciudad de México ya se pronuncio y esta haciendo las averiguaciones correspondientes.
Ayer quedé impresionada cuando vi las imágenes de la deplorable agresión, pero más impresionada quedé de la poca empatía que leí en los comentarios del video. Que es lo que se merecen los políticos, que seguro se lo merecía, que claro que andaba en malos pasos, que si no fura hijo de político no investigarían, que se pare y sea machito, que no es agresión porque era “un tiro” de uno a uno. Infinidad de comentarios con una carga de ira, coraje y negatividad, con una falta de afinidad increíble, como si por ser político mereciera que le pase todo lo malo, esto es el reflejo de una sociedad sumamente polarizada, desesperada y resentida.


El político es una de las profesiones con peor aprobación, y de todos los cargos el del diputado es el de peor aceptación, aun sin entrar ya tienen una percepción en contra. Eso lo puedo entender, pero de ahí a festejar que alguien sea agredido habla de algo que esta muy descompuesto como sociedad, si el gobierno no para con sus “Chairos y fifís” con sus rojos contra azules, o alianza contra alianza, nosotros los ciudadanos tenemos que cambiar la manera de expresarnos, juntos podemos cambiar esta energía tan negativa que se vive día a día en todo el país, estoy clara que todos tenemos motivos de sobra para estar enojados y frustrados son momentos difíciles para todos, también estoy clara que algunas autoridades de los tres niveles de gobierno no han estado a la altura, que vemos todos los días temas de injusticia inexplicables, y queremos que alguien pague, pero si no empezamos a preocuparnos por los demás esto será una bola de nieve que no podremos parar. No podemos no ser empático ante la desgracia ajena, los mexicanos NO SOMOS ASÍ.