En el Estado de México, sólo el 5% de los aserraderos están certificados en la venta de materia prima de madera, detalló Marco Antonio Ruiz, director general de Indumark y presidente de la Cámara Nacional de la Industria Maderera (Canainma) en esa entidad.

 

Aseguró que la industria de la madera tiene gran potencial en México, de la magnitud de la petrolera, con la diferencia de que bajo ciertas normas como la certificación se puede llegar a un modelo de negocios sustentable.

Indicó sobre la necesidad de unirse para cuidar los bosques, ya que del mantenimiento que reciben depende que se mantengan “sanos y sin plaga”, además que sea una buena oportunidad para impulsar una industria ecológicamente amigable.

Hizo un llamado a los empresarios, al gobierno y la comunidad a “que estén conscientes de que cuando compren un mueble o un artículo maderable venga de bosques sustentables o que verifiquen la procedencia legal de la madera”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.