El paradero de Indios Verdes, en donde convergen Metro, Metrobús, Mexibús, rutas capitalinas y mexiquenses -y próximamente el Cablebús- consolidó ya su proyecto de renovación en el que habrá pasarelas elevadas y cambiarán las ubicaciones de estos sistemas de transporte.

Como informó El Sol de México en marzo pasado, el cambio de imagen de este Centro de Transferencia Modal (Cetram) será el ejemplo para los paraderos, es así que el Órgano Regulador del Transporte (ORT) centra el plan en la reubicación de la estación de la Línea 7 del Metrobús -que ahora está sobre Ticomán- hacia dentro del paradero, el corredor del Metrobús Línea 1 junto al Mexibús Línea 4 a lo largo de Insurgentes, la futura conexión de Línea 1 Cablebús, pasarelas peatonales elevadas, locales en un centro elevado y la conexión entre los paraderos oriente y poniente.

También contemplan plataformas más anchas para los autobuses, escaleras eléctricas para movimientos ascendentes y además el paradero oriente, que colinda con la colonia Santa Isabel Tola, será reemplazado por un espacio comunitario.

“La idea es que el Estado de México, su transporte que no es masivo, lo retengan en la autopista para Pachuca cuando se intersecta con Río de los Remedios, de su lado, porque son muchos que llegan a Indios Verdes y aquí debemos gestionar ambos. Ellos van a quedarse en la parte de atrás y solo van a llegar en transporte masivo, ese es el acuerdo con el Estado de México”, dijo Pavel Sosa, titular del ORT.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.