Gustavo Reyes Terán, coordinador de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, informó en la conferencia vespertina de la Secretaría de Salud, que de las 526 camas destinadas a atender pacientes de COVID-19 en la Ciudad de México y el Estado de México, solo quedan 77.


Esto representa el 85% de ellas, con lo que son 449 pacientes que están recibiendo cuidados críticos. El funcionario recordó que han sido reconvertidos distintos Institutos Nacionales como el de Enfermedades Respiratorias, Psiquiatría, Nutrición y Cardiología.


Informó que en los próximos días, se adicionarán 150 camas extra y entre el 21 y 22 de abril llegarán otros 200 respiradores y monitores. De estas camas, 60 serán para el Hospital General, otras 50 para el Hospital de Alta
Especialidad de Ixtapaluca; 25 más para el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) y 15 serán enviado al Salvador Zubirán.

La distribución de estos insumos se realiza conforme a “la capacidad de reconversión que tiene cada uno de los hospitales para incrementar el número de camas hasta un total de 526 más 150”, dijo.


Reyes Terán señaló que estas cifras solo se reeren a los hospitales administrados por la Secretaría de Salud, que fueron reconvertidos para enfrentar el COVID-19, pero no se están contemplando las camas disponibles en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE),
Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Secretaría de Marina (Semar) y Petróleos Mexicanos (Pemex).


Además de todas las camas de terapia intensiva que hay en hospitales privados, que también están siendo reconvertidos para aumentar su capacidad de atención.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.