La falta de acceso a internet y el desempleo que se vive por el nuevo coronavirus llevó a la dueña de un cibercafé a ofrecer el servicio gratuito a estudiantes de escasos recursos.

Desde el regreso a las clases virtuales el pasado 24 de agosto, la familia Cruz Aguilar decidió contribuir de una forma especial en su comunidad ubicada en el municipio de Tenango del Aire.

“Yo tengo cuatro hijos, ahorita solo le puedo dar educación a uno, y me di cuenta que varios de sus compañeros ya no regresaron a la escuela porque no tienen dinero entonces pensé en una forma de apoyarlos y es así como les abrí los espacios sin cobrarles”, explicó la señora Gabriela Aguilar, dueña del local.

Desde entonces, poco a poco los alumnos que no cuentan con el servicio por la falta de ingresos en sus hogares han asistido a la pequeña accesoria donde los esperan cuatro computadoras gratuitas.

Incluso, las cuatro televisiones en donde de manera habitual renta videojuegos fueron habilitadas para que los pequeños que no cuentan con una pantalla puedan seguir las clases que se ofrecen a través de los canales especiales.

“La señora no me cobra. No tenemos internet en mi casa entonces tengo que venir a ver lo de las clases para las tareas y mandárselas a mi maestra”, explicó Alan Hernández, uno de los pequeños que asiste al local.

Hasta el momento, el establecimiento T.DA. ubicado en la cabecera municipal de Tenango del Aire, en la zona de los volcanes, ha recibido a cerca de 20 niños de diferentes niveles, quienes además imprimen sus trabajos sin costo.

Con información de Hoy Estado de México 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.