La Secretaría de Salud del Estado de México recomendó llevar a cabo el protocolo en el manejo de cadaveres de personas fallecidas por Covid-19, los cuales pueden ser cremados o enterrados.

En un comunicado, el organismo indicó que, estas tareas se brindan a través de la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de México (Coprisem) a los dueños y personal de los servicios funerarios.

La dependencia recomiendó el manejo mínimo del cuerpo, colocarlo en una bolsa para cadáveres, transferirlo y retirarlo lo antes posible a la zona mortuoria; los vehículos para su traslado deben cumplir con todos los requisitos sanitarios.

En la preparación del difunto (la limpieza del cuerpo, cabello, recorte de uñas y afeitado) se aconseja a los trabajadores de las funerarias, usar guantes, bata, máscara y protección para ojos.

Refierió que estas medidas son establecidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud en el contexto de la pandemia de COVID-19.

No recomiendó el embalsamamiento, por lo que sugirió aplicar principios de sensibilidad cultural con la familia del occiso y si desean ver el cuerpo, deben mantener la higiene de manos, no tocar ni besar el cuerpo y eliminar las bolsas de cadáveres vacías como residuos infecciosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.