Este lunes durante la conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el proyecto de construcción del Tren México-Toluca no se va a quedar abandonado y que lo van a terminar en tres años, es decir para 2022.

El mandatario explicó que el presupuesto que se calcula actualmente es de 90 mil millones de pesos pero que en un principio se hablaba de solo 30 mil millones de pesos.

Desde Valle de Bravo, el presidente afirmó que la razón para no dejarlo abandonado es que hasta el momento ha significado gastos que no pueden tirar a la basura.

Sin embargo, mencionó que durante la pasada administración existen obras que fueron iniciadas y no debió haber sido así, por lo que probablemente no se continúen por la falta de presupuesto.

 

En junio del año pasado, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó que el Tren comenzaría a operar en 2019 aunque con un costo mayor del que se esperaba en ese momento (44 mil millones de pesos).

En ese sentido, el entonces titular de la secretaría, Gerardo Ruiz Esparza, explicó que a finales del año pasado la obra civil del Tren estaría listo y que iniciaría pruebas el tramo Zinacantepec-Santa Fe en septiembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.