Los quejosos denuncian extorsiones por parte de la policía y llaman a que la FGJEM intervenga; amagaron con quemar patrullas.

En estos momentos más de 300 taxistas se manifiestan en las inmediaciones de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, en la capital mexiquense, para exigir que se retiren los policías ministeriales de la zona sur, a quienes acusan de extorsionar a su gremio.

Los trabajadores del volante, provenientes de municipios como Ixtapan de la Sal, Tonatico, Zacualpan y Coatepec Harinas, mantienen bloqueada la avenida Morelos para presionar a las autoridades y externar su inconformidad contra los agentes de la institución.

Amenazaron con tomar medidas extremas como la quema de unidades si es que no son escuchados y retiran a los elementos de los municipios antes mencionados.

El edificio central de la fiscalía se encuentra blindada al menos por 100 elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.