Tras explicar en qué consiste el aplanamiento de la curva epidémica por Covid-19 en México, Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, corrigió las estimaciones previas de que el pico máximo de contagios será el 6 de mayo y enfatizó que éste ocurrirá el día 8; agregó que sin las medidas de mitigación, el pico habría ocurrido el 2 de abril.

Al 8 de mayo se llega con una curva plana

«Sin intervenciones de mitigación tendríamos el punto máximo el 2 de abril, un pico muy temprano. Hemos ganado tiempo, la predicción más reciente es para el 8 de mayo, y yo dije 6 de mayo, al actualizar la predicción se ve una ganancia adicional y esta curva es más plana de lo que se predijo el 29 de abril», dijo.

Resaltó que cuando ocurre una pandemia, detenerla de un día para otro se convierte en una «fantasía», por lo que la única alternativa es mitigarla o hacerla menos impactante.

«Ante una situación como la que vivimos, hay tres objetivos principales: retrasar el momento epidémico, que la curva se reduzca y lograr que haya menos casos en forma absoluta».

 

Precisó que sin aplicar la Jornada Nacional de Sana Distancia, en la actualidad habría 38 mil 733 casos de Covid-19 confirmados.

«Hasta el momento, lo que vemos es una disminución total de 74% de casos, si seguimos por ese comportamiento, tendremos una curva más plana». El funcionario subrayó que aplanar la curva no significa desaparecer la epidemia, «quien piense eso quiere modificar la realidad y con un elemento no basado en ésta, porque las epidemias no se paran de un día para otro; lo segundo es que el aplanamiento se mantendrá por el resto del periodo epidémico si, y solo si, nos quedamos en casa».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.