La jefa de gobierno de la CDMX insistió en su llamado a que este fin de semana no se realicen reuniones familiares. Para este domingo, su gobierno montará un festival virtual desde el mediodía.

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, insistió este miércoles en su llamado a que la ciudadanía evite festejar este Día de las Madres con reuniones familiares o participando en aglomeraciones, como medida para prevenir contagios del coronavirus COVID-19.

Incluso, exhortó a que ese festejo este año se realice no el 10 de mayo sino el próximo 10 de julio, cuando se espera que el país entero ya haya superado la actual emergencia sanitaria.

 

“Lo que estamos planteando es una apertura escalonada, y estamos pensando que para el 10 de julio (…) estaríamos en condiciones de celebrar en familia”, dijo la mandataria capitalina en una videoconferencia de prensa.

En la transmisión, el gobierno capitalino también llamó a los restaurantes que siguen abiertos y que tienen servicio a domicilio a limitar el número de pedidos que vayan a entregar el próximo domingo, con el fin de no fomentar que se organicen reuniones.

Fadlala Akabani, secretario de Desarrollo Económico de la CDMX, explicó que las autoridades piden a los restaurantes entregar un máximo de cuatro servicios por casa, y que a las loncherías o taquerías se les pedirá no entregar pedidos masivos.

Marco Antonio Buendía, presidente en la CDMX de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), quien también participó en la videoconferencia, respaldó la idea de postergar al 10 de julio el festejo del Día de las Madres, como una vía para reactivar un sector que se ha visto duramente afectado por la suspensión de actividades no esenciales y el distanciamiento social promovidos para prevenir contagios.

 
 
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.