Tras el hallazgo de un niño descalzo que estaba confinado a vivir en la zotehuela de una casa en el fraccionamiento El Dorado, donde era bañado a manguerazos, fueron detenidos y trasladados al penal de Barrientos, la mujer y dos jóvenes que vivían en el lugar, informaron autoridades de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM).

 

Personal para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género, de la Fiscalía mexiquense, ingresaron al penal de Barrientos a Isabel “N”, Lucia “N” y Jonathan “N”, “investigados por su probable participación en el delito de violencia familiar en agravio de un menor de 12 años de edad, que tiene una discapacidad”, indicaron autoridades de la FGJEM.
 
La presunta abuela del niño, que autoridades mexiquenses verificaron que no tenía parentesco sanguíneo y una pareja de jóvenes, quedaron a disposición de un juez de los tribunales ubicados en Barrientos, donde habrán de determinar su situación legal; “sin embargo, se les debe considera inocentes hasta que sea dictada una sentencia condenatoria en su contra”.
 
Vecinos de El Dorado denunciaron que el niño, que tiene discapacidad, vivía y dormía en una zotehuela donde al parecer era golpeado y bañado a manguerazos. Las autoridades, al inspeccionar la vivienda, detuvieron a Isabel “N”, Lucia “N” y Jonathan “N”, quienes fueron trasladados al Centro de Justicia, donde quedaron a disposición del Ministerio Público.
 
En la Fiscalía, peritos certificaron que el niño “presenta el síndrome de Kempe, por omisión de cuidados y maltrato físico, ya que tiene cicatrices de lesiones no recientes”.

Todas las pruebas y diligencias fueron integradas a la carpeta de investigación, iniciada por el delito de violencia familiar, en tanto que los probables partícipes de estos hechos fueron ingresados al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Tlalnepantla, conocido como penal de Barrientos, donde será un juez quien determinará  su situación jurídica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.