El Presidente rechazó la propuesta del PVEM de aplicar este castigo a responsables de violación, feminicidio y homicidio doloso.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la pena de muerte no es la solución ni una opción alternativa en México y reiteró que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia.

«Yo no creo en la pena de muerte y no creo, además, que esa sea una opción, una alternativa», dijo en conferencia matutina.

Además, rechazó la propuesta de los diputados del Partido Verde y algunos de Morena de aplicar esta pena en el país porque aseguró que «el ser humano es bueno por naturaleza».

«Son las circunstancias las que llevan a algunos a tomar el camino de las conductas antisociales; los mexicanos somos buenos, no nacemos malos y lo tengo probado. Recientemente, de las pocas investigaciones que hay, fueron unas entrevistas a sicarios. No considero que sea una solución lo de la pena de muerte», puntualizó.

La fracción del Verde Ecologista en la Cámara de Diputados y cinco legisladores de Morena presentaron una iniciativa de reformas constitucionales para eliminar la prohibición de la pena de muerte e imponer ese castigo a los responsables de violación, feminicidio y homicidio doloso.

De acuerdo con la propuesta, la pena procedería contra violadores que asesinen a su víctima y feminicidas cuya víctima sea menor de edad, así como responsables de homicidios agravados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.